Los contenidos deben ante todo perseguir objetivos. Cualquier redactor publicitario debería saber (y si no preguntar) la finalidad de los textos y mensajes que va a elaborar. Normalmente será de tipo comercial, pero es necesario conocer también otro tipo de metas.Leer más