Groundswell o cómo empoderar tu estrategia digital

Hay algo que a todo publicitario le interesa y que se esconde detrás del Fenómeno Groundswell: un cambio de poder en las reglas de consumo. Ya sabemos que Internet han cambiado sustancialmente el perfil del consumidor respecto a la información. “Del consumidor pasivo típico de una época anterior a la interactividad, hemos pasado al consumidor autoproducido, activo e interconectado”. El concepto de prosumer de Alvin Toffler no es nuevo, pero a veces parece que desde el marketing no hemos integrado realmente bien lo que esto significa en nuestro oficio.

El Fenómemo Groundswell es un fenómeno social, y social quiere decir espontáneo, que consiste en que la gente utiliza las tecnologías para obtener lo que necesita pero no de las empresas, sino de otras personas. Es decir, información, valoración, opinión sobre productos o servicios directamente de los usuarios. Entonces, si tus planes de marketing digital no consiguen los resultados esperados, quizás es ahora de analizar si puede estar chocando de frente con los fenómenos del mundo Groundswell. Pero ¿Por dónde empezar?

Conociendo el comportamiento social

Charlene Li y Josh Bernof, autores de “El Mundo Groundswell”, nos proponen una segmentación de perfiles según comportamientos digitales: la escalera socio-tecnográfica. Si sabes aplicarla a tu público objetivo, podrás ofrecerles una estrategia de contenidos mucho más eficaz. Es entonces cuando tenemos que tener claro que el objetivo final en el mundo digital es la interacción.

En el marketing de contenidos, podemos imaginar las importantes consecuencias que tiene el Efecto Groundswell para los textos de información comercial y de marca, que han disfrutado del modelo de interrupción durante décadas. O te lo comías o te lo comías. A golpe de aplastamiento de impactos 360º, uno no se libraba ni con el zapping. Si antes la sociedad de consumo se caracterizaba por una dimensión de integración social, los nuevos consumidores con pautas mucho más individualizadas, difuminan los segmentos homogéneos de consumo digital y obligan a la creatividad y redacción publicitaria a pensar nuestros mensajes de forma menos genérica y mucho más compleja y en muchos más soportes, abandonando viejas pautas de trabajo. Parafraseando a Charlene Li, “now it is all about relationships”.

Pero el trabajo no acaba aquí.

Por otro lado, es necesario tener en cuenta el concepto de Propagation Planning que habla de cómo se puede crear una estrategia de target siendo capaz de iniciar, controlar y explotar de forma adecuada los mensajes a través de los propios usuarios. De propagación y virus hablamos en el post Propagation Plan y Viralidad. Qué hacer y qué no”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redactora publicitaria. Desarrollo estrategias y conceptos creativos 360º para marcas y empresas. Estoy especializada en Marketing de contenidos y Comunicación Digital.